Sáb. Jun 22nd, 2024

Yudelka Domínguez

Santo Domingo, RD.

A pesar de que las mujeres representan el 64 por ciento de la matrícula en las Instituciones de Educación Superior (IES), su elección de carreras universitaria contribuye a que tengan mayor inactividad laboral y menos salario. Un 47% de mujeres versus un 22% de hombres tienen menor oportunidad de empleos y 7% de féminas tiene menor salario que el sector masculino.

La información se encuentra en el estudio “Formación del talento humano frente a la demanda actual y futura de la República Dominicana: Enfoque a programas técnicos profesionales y universitarios”, presentado por la Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios (ANJE).

Allí se indica que las cinco carreras universitarias más estudiadas en el país  son las de menor crecimiento salarial y en estas, exceptuando derecho, se encuentra el 74% de la matrícula femenina de las IES del país.

Las mujeres están concentradas en las carreras de educación, medicina, psicología, turismo y otros servicios, los cuales tienden a requerir títulos universitarios, al contrario de los sectores que más emplean a los hombres que son electricidad y agua; intermediación financiera y seguros; construcción; hoteles bares y restaurantes.

Estos sectores de menor crecimiento de productividad laboral tienden a estar compuesto en más de un 50% por mujeres.

“Esto implica que las mujeres se concentran más en sectores donde potencialmente el crecimiento salarial sea menor, y por ende, contribuye a que la brecha salarial de género siga aumentando en el tiempo”, establece el estudio en el análisis por sector en el caso del género.

De las más de 621 empresas encuestadas para el estudio, un 18% indicó que las mujeres tienen menores oportunidades, debido a razones como mayor ausentismo por embarazos y licencias por maternidad (22%), menor confianza en sus capacidades (20%), menor confianza en su carácter (6.3) y discriminación (15%).

El documento explica que las carreras que con alto nivel salarial y alto crecimiento del salario, son matemáticas, ingeniería industrial, ingeniería telemática e idiomas. En estas solo hay un 12% de la matriculación universitaria; además resaltan que los sectores transporte, construcción y minería, tradicionalmente ocupados por hombres, los encuestados consideraron que las mujeres tienen menor oportunidades en un 50%, 38% y 33% de los casos, respectivamente. Mientras que los grupos focales establecen que las mujeres sufren de una mayor discriminación a la hora de ser reclutadas, principalmente para puestos de alta dirección.

El ANJE muestra como un estudio publicado por Barrero y Villamizar (2021) que busca entender los requerimientos establecidos en los anuncios de vacantes en las 5 principales bolsas del mercado laboral, establece que en postpandemia se aprecia un aumento en los requisitos de género encontrados en las publicaciones de las vacantes. Un 32% de las vacantes especificaban un género para el puesto, de los cuales el 63% solicitaban un hombre para el empleo. “Esto es especialmente preocupante, dado que la pandemia afectó desproporcionadamente a las mujeres”.