Mié. Abr 24th, 2024
  • Esta imagen sin fecha proporcionada por el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva muestra al paleogenético sueco Svante Paabo. El paleogenético sueco Svante Paabo, quien secuenció el genoma del neandertal y descubrió al homínido Denisova, previamente desconocido, ganó el Premio Nobel de Medicina.
    Folleto / INSTITUTO MAX PLANCK DE ANTROPOLOGÍA EVOLUTIVA

Estocolmo, Suecia

El Premio Nobel de Medicina fue atribuido este lunes al sueco Svante Pääbo, de 67 años, por la secuenciación del genoma de los neandertales y la creación de la paleogenómica.

“Al revelar las diferencias genéticas que distinguen a todos los seres humanos vivos de los homínidos desaparecidos, sus descubrimientos han dado la base a la exploración de lo que hace de nosotros, humanos, seres únicos”, dijo el jurado.

“Las diferencias genéticas entre el Homo sapiens y nuestros parientes más cercanos desaparecidos hoy no se conocían hasta que fueron identificadas gracias a los trabajos de Pääbo“, añadió el comité Nobel en su decisión.

Pääbo descubrió que se produjo una transferencia de genes entre estos homínidos hoy desaparecidos y el Homo sapiens. Este flujo antiguo de genes hacia el hombre actual tiene un impacto psicológico, por ejemplo, en la forma en que nuestro sistema inmunitario reacciona a las infecciones.

Su padre, Sune Bergström, ya recibió el Nobel de Medicina en 1982. 

El premio se acompaña de una recompensa de 10 millones de coronas (unos 900.000 dólares).

El año pasado, el galardón recayó en los estadounidenses Ardem Patapoutian y David Julius por sus descubrimientos sobre la manera como el sistema nervioso transmite la temperatura y el tacto.