Sáb. Mar 2nd, 2024

Julie Chabanas. AFP

Washington, EE.UU.

El mercado laboral creó menos empleos de los esperados en setiembre, pero sigue fuerte y la tasa de paro volvió a bajar, lo que hace esperar que la Reserva Federal mantenga su curso de alza de tasas para combatir la inflación.

La tasa de desempleo volvió al nivel de 3,5% en setiembre, el mismo de julio y el mismo de febrero de 2020, antes de la pandemia, un mínimo histórico, informó el viernes el Departamento de Trabajo. En agosto había subido a 3,7%.

En tanto el número de puestos creados se moderó a 263.000 el mes pasado contra 315.000 en agosto. Los analistas esperaban un tasa de 3,7% y 250.000 a 275.000 puestos creados.

La Fed, que sube sus tasas para tratar de enfriar la economía y bajar la presión sobre los precios, tiene en el mercado laboral uno de sus parámetros principales para resolver sobre los tipos de interés. Paradójicamente, una cierta degradación del mercado de trabajo es deseable en momentos de inflación récord, para que la presión sobre los precios se atenúe.

“Nuestro mercado laboral continúa mostrando resiliencia mientras navegamos esta transición económica en la que estamos”, dijo Biden en un discurso en una fábrica de Volvo en Hagerstown, Maryland. “Debemos movernos de una recuperación económica históricamente fuerte a una más estable y duradera”, añadió el mandatario.

“Necesitamos bajar la inflación sin abandonar todo el progreso económico que la clase trabajadora y la clase media alcanzaron”, sostuvo el presidente.

Aunque elogia el aumento de salarios en un mercado laboral donde los empleadores compiten por mano de obra, esa situación preocupa a la Fed por su impacto sobre los precios.

Desde hace un año, el mercado laboral adolece de una escasez de trabajadores. Las empresas tienen dificultades para contratar, aumentan los salarios para retener a sus empleados, y con ello, los precios suben por mayor demanda.

Sin cambios para la Fed
“La demanda de parte de los empleadores sigue robusta y la disponibilidad mejora del lado de los trabajadores”, indicó el miércoles Nela Richardson, economista jefe de la firma de servicios ADP, cuando publicó la encuesta mensual sobre empleos en el sector privado.

Christopher Waller, uno de los gobernadores de la Fed, indicó el jueves que “el mercado laboral se modera un poco pero sigue tensionado” por lo que el banco central debería “concentrarse ciento por ciento en reducir la inflación”, léase, continuar subiendo las tasas de interés para contener la demanda.

Tipos de interés más altos encarecen el crédito y desalientan así el consumo y la inversión.

“La política debe permanecer enfocada en restablecer la estabilidad de precios, lo cual creará las bases de un mercado de trabajo sólido”, opinó de su lado Lisa Cook, otra gobernadora de la Reserva Federal.

La inflación bajó en la medición a 12 meses en agosto, a 8,3%, según el índice de precios al consumo (CPI).

Según otra medida de la inflación, el índice PCE, medida preferida del banco central, los precios subieron 6,2% en 12 meses.

Los mercados de valores reaccionaron a la baja ante estos datos de empleo, y la perspectiva de que las fuertes alzas de tasas continúen en Estados Unidos.