Mar. Feb 27th, 2024
  • Expresidente de Estonia, Toomas Hendrik Ilves. archivo

Santo Domingo, RD

El ex presidente del país europeo será el conferencista invitado para la primera edición de RD Avanza.

Es imposible agilizar y mejorar el país si no se tiene como centro la digitalización. Hay naciones en el mundo que son un modelo de cómo la transformación digital puede beneficiar todo el sistema social y crear mejores oportunidades.

Estonia es uno de ellos, inclusive se considera el país más digitalizado del mundo, en donde sus ciudadanos viven un mundo que parece de ciencia ficción.

Lo interesante es que su proceso comenzó porque estaban en una crisis económica e institucional. Y al no tener presupuesto suficiente en vez de comprar soluciones se propusieron crearlas de manera local.

Estonia no tiene demasiados recursos naturales. Ni gas, ni minas de oro, por lo que decidieron ser inteligentes. Luego de su independencia de la URSS en 1991, el país quedó sumido en una fuerte crisis económica y su desafío fue superarla con un magro presupuesto público. Esto propició el escenario para la digitalización y a un cambio transversal de la forma de pensar y relacionarse de sus propios ciudadanos.

Digitalización en todos los ámbitos

Estonia propuso hacer el cambio en los distintos ambitos sociales: para la ciudadanía implementó una importante lección “Que se muevan los datos y no las personas”.

De hecho, los estonios deben hacer solo tres procedimientos en forma física: casarse, divorciarse o comprar una propiedad.

Todos sus habitantes tienen su ciudadanía digital lo que les permite realizar tramites directamente en Internet sin asistir personalmente. Su tarjeta de identidad digital les permite realizar todo tipo de consultas con la administración: votar en las elecciones, pagar el transporte público, realizar los impuestos, firmar y cifrar documentos y comunicarse con su banco.

Por ejemplo, un recién nacido es registrado en línea como ciudadano por sus parientes. Sin filas, sin papeles, y directamente desde el hospital Incluso ya se están haciendo pruebas de juicios digitales para pequeños casos civiles, y existe la e-residency para ciudadanos extranjeros con la que pueden abrir empresas y cuentas de banco, sin vivir en el país.

Además, no pierden tiempo en trámites. Todos los ministerios están conectados así que no se debe crear registros nuevos por cada trámite en cada organismo, esto gracias a que Estonia es pionera con el programa X-Road, que permite a sus agencias y partes del gobierno compartir datos de forma segura y privada. Eliminando la necesidad de ir con fotocopias, duplicados, fotos nuevas, y datos básicos para cualquier gestión.

Estonia tiene sistemas gratuitos y privados de salud, lo relevante es que este proceso está completamente informatizado. Cualquier asistencia médica genera un registro electrónico, tanto en la atención pública como en la privada. Lo que facilita y agiliza el trabajo de los médicos, ya que toda la historia del paciente está en un solo lugar.

El médico no tiene que preguntar o averiguar qué medicamentos, tipo de sangre u operaciones tuvo el paciente, y el nuevo tratamiento que aconseje inmediatamente entra a la historia clínica. Elimina cantidades de errores que pueden darse por falta de datos de los médicos.

La educación tampoco se queda atrás, fue el primer gran paso del cambio estructural de Estonia. Las escuelas enseñan las competencias necesarias para desenvolverse en la sociedad, aprender en forma independiente y estar alerta ante las amenazas cibernéticas. Imaginando cuáles serán los empleos del mañana, los programas de estudios están basados en aprendizajes de robótica, programación y todas las llamadas “habilidades complejas”.

Uno de los resultados de esto es que, desde el año 2015, el país se ubica primero entre los países europeos en el ranking PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE) desplazando a Finlandia.

RD Avanza

Escuchar esta experiencia en los labios del arquitecto de esta renovación será posible el próximo 9 de noviembre en RD Avanza (rdavanza.com), donde el conferencista invitado será Toomas Hendrik Ilves, ex presidente de Estonia.

La primera edición de este magno evento que tendrá como aliado en la prensa al Listín Diario, estará centrado en la transformación digital por la necesidad que tiene República Dominicana de digitalizarse de manera eficiente y transparente.

“RD Avanza es un reto, es la inspiración para crear el mejor país. No es simplemente una conferencia, es decirle al país que podemos hacerlo y traer a quien lo hizo para decirnos cómo lograrlo”, enfatizan los organizadores.