Vie. Feb 23rd, 2024
  • Foto: Europa Press

EUROPA PRESS

MADRID

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha mostrado este martes su “extrema preocupación” por las informaciones sobre la muerte y detención de niños y adolescentes en el marco de las protestas en Irán tras la muerte bajo custodia de una mujer detenida por llevar mal puesto el velo.

“Estamos extremadamente preocupados por las continuas informaciones de niños, niñas y adolescentes asesinados, heridos y detenidos en medio de los disturbios públicos que están sucediendo en Irán”, ha manifestado la directora ejecutiva de UNICEF, Catherine Russell.

“Nuestros pensamientos están con las familias de aquellos y aquellas que han resultado muertos y heridos, y compartimos su dolor”, ha señalado, antes de agregar que “muchos niños y niñas han sido testigos de la violencia en las calles o a través de los medios de comunicación, lo que podría dejar un impacto duradero en su bienestar”.

Por ello, ha pedido “la protección de todos los niños y niñas de todas las formas de violencia y daño, incluso en conflictos y eventos políticos” y ha resaltado que “la violencia contra los niños y niñas, por parte de cualquier persona y en cualquier contexto, es indefendible”.

“Nos hacemos eco del llamamiento del secretario general de Naciones Unidas (António Guterres) a las autoridades para que ‘se abstengan de usar la fuerza innecesaria o desproporcionada'”, ha apuntado Russell en un comunicado publicado por el organismo.

Por último, la directora ejecutiva de UNICEF ha hecho hincapié en que “los niños, niñas y adolescentes deben poder ejercer sus derechos de manera segura y pacífica en todo momento”.

La ONG Iran Human Rights cifró el viernes en 185 los fallecidos, entre ellos 19 niños, por la represión de las protestas en el país por la muerte bajo custodia Amini, miembro de la minoría kurda. Casi la mitad de los fallecidos fueron identificados en la localidad de Zahedán, en la provincia de Sistán y Baluchistán.

La Organización de Medicina Forense de Irán dijo la semana pasada que la de Amini no se debió a ningún “golpe en la cabeza o en los órganos vitales de su cuerpo” y estiman que se produjo por un “fallo orgánico múltiple” derivado problema de corazón por una patología previa, después de que la Policía rechazara las acusaciones sobre torturas.

Por su parte, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, acusó a Estados Unidos e Israel de estar detrás de los “disturbios” en el marco de las protestas. “Digo explícitamente que estos disturbios e incidentes de seguridad fueron diseñados por Estados Unidos y el régimen falso y usurpador sionista –en referencia a Israel–“, zanjó.