Lun. Feb 26th, 2024
  • Según la alerta de EE.UU., la mayoría de los delitos se producen en las islas de Nueva Providencia y Gran Bahama. ap

EFE

San Juan, Puerto Rico

El presidente de la Asociación de Hoteles y Turismo de Bahamas, Robert Sands, advirtió ayer martes que el archipiélago “pagará el precio” si no logra controlar el aumento de la delincuencia, que pone en peligro el sector turístico, vital para la economía local.

Sands declaró en una conferencia de prensa que el país debe darse cuenta de que “todo el mundo es víctima” de las actividades delictivas, desde los turistas hasta los bahameños y los residentes, así como las empresas locales.

El Departamento de Estado de Estados Unidos advirtió recientemente a todos los viajeros estadounidenses de “tener más precaución en Bahamas debido a la delincuencia”.

“Estados Unidos tiene un nivel de asesoramiento de cuatro niveles. Salimos del nivel superior y ahora estamos en el segundo. Es una señal de alarma y debemos actuar rápida, positiva y estratégicamente para poner en marcha recomendaciones y soluciones que ayuden a todas las partes interesadas a abordar este problema concreto”, recalcó Sands. Los delitos violentos, como los robos y asaltos, se producen tanto en las zonas turísticas como en las no turísticas.