Mar. Feb 27th, 2024

AFP

Karachi, Pakistán

La Nobel de la Paz Malala Yousafzai visitó este miércoles a damnificados por las catastróficas inundaciones que azotaron Pakistán, en su segunda visita a su país desde que hace una década fue blanco de un intento de asesinato por parte de los talibanes.

Las catastróficas inundaciones que afectaron a Pakistán en el verano boreal dejaron un tercio del país bajo el agua, provocando ocho millones de desplazados y cerca de 28.000 millones de dólares en daños, según estimaciones.  

Ahora, las autoridades enfrentan una crisis sanitaria por un brote de malaria, dengue y de desnutrición entre los desplazados que malviven en campamentos en todo el país. 

Yousafzai visitó campamentos en la zona rural de la provincia de Sindh donde se reunió con mujeres que huyeron de sus aldeas que quedaron sumergidas por el agua, a quienes describió como personas “muy valientes”, según un comunicado difundido por el despacho de la autoridad ministerial de la provincia.

Malala Yousafzai tenía solo 15 años cuando militantes de los talibanes paquistaníes, un grupo independiente pero con una ideología en común con el movimiento de Afganistán, le dispararon en la cabeza por su campaña a favor de la educación femenina.

La adolescente fue evacuada a Reino Unido para recibir un tratamiento que le salvó la vida y se erigió en un referente mundial de la lucha por la educación, convirtiéndose en la persona más joven en recibir un Premio Nobel de la Paz.

Los talibanes paquistaníes Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) protagonizaron una larga insurgencia hasta que una gran campaña militar en 2014 que restableció la seguridad en el noroeste del país.

Pero el grupo ha resurgido en la región después del retorno de los talibanes afganos al poder en Kabul y el martes miles de personas protestaron contra el deterioro de la seguridad.