Mar. Feb 27th, 2024


Así lo reseñó el diario El País, describiendo a Segura como “uno de los traficantes de droga más temidos de Cataluña”

  • Javier Segura (el hombre con sudadera gris y piernas cruzadas en la esquina superior izquierda) durante un juicio. Foto: Carles Ribas/El País.

Redacción Digital

Santo Domingo, RD

Las autoridades españolas informaron del arresto de Javier Segura, un narcotraficante español que estuvo prófugo por siete años, y que fue finalmente detenido en Punta Cana, provincia La Altagracia.

Así lo reseñó el diario El País, describiendo a Segura como “uno de los traficantes de droga más temidos de Cataluña”. Igualmente, afirmaron que se trató de un complejo proceso, que culminó en un resultado inédito.

Segura habría escapado de su país justo antes de que el Tribunal Supremo de España anunciara su condena, acusado de ser parte de una banda criminal que robó de 200 kilos de cocaína de un contenedor que se encontraba en un puerto de Barcelona.

Sin embargo, uno de sus cómplices, Daniel Ribelles, sí recibió su sentencia, y fue quien dio la primera pista del paradero de Segura.

“No busque más, lo tiene usted en República Dominicana”, dijo Ribelles al fiscal que llevaba el caso, de acuerdo con El País.

Otra de las pistas cruciales en este proceso fue la confirmación de que un joven español de 14 años que frecuentaba con regularidad República Dominicana, por el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, era hijo de Segura.

Este menor de edad siempre era recogido en el referido aeropuerto por un Maserati, un automóvil de lujo valorado en 100,000 euros, con los vidrios tintados.

Las autoridades tenían fuertes sospechas de que el conductor era Segura y en noviembre del 2021 pasado confirmaron que así era pero, según El País, no pudieron arrestarlo por la alta velocidad con que se trasladaba el vehículo.

Meses después, a mediados de abril de este año, se presentó una nueva oportunidad para que Segura fuera detenido, pero en esta ocasión las autoridades lograron su cometido.

Siguieron al entonces fugitivo hasta un hotel de la zona, donde convivía con una nacional rusa, encontrando además una identificación falsas y pruebas de que continuaba dirigiendo los negocios de narcotráfico de su banda desde República Dominicana.