Lun. Feb 26th, 2024


Desde el momento de su envío (la tarde del lunes), la JCE otorgó un plazo de 10 días a los partidos políticos para depositar sus observaciones con relación a esa resolución

Javier Flores

Santo Domingo, RD

Durante el transcurso del lunes, la Junta Central Electoral (JCE) emitió la resolución 34-2022 que establece que las elecciones primarias del 2023, municipales de febrero del 2024 y las presidenciales y congresuales de ese mismo año serán celebradas con voto y conteo manual; además de que se dispone la digitalización, el escaneo y la transmisión de los resultados desde los recintos electorales.

Esa decisión ha traído opiniones diversas de parte de los delegados de los diferentes partidos políticos.

En contra

En ese sentido, el suplente de delegado ante la JCE del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Díaz, expresó que el hecho de que el escrutinio y conteo sea de forma manual “no garantiza” que el mismo sea más seguro y que a su entender, ese método hace incluso más “manipulable” el proceso.

 “El PLD expresó la necesidad de automatizar el proceso de escrutinio para garantizar que la voluntad expresada por el elector marcando la boleta mediante el voto manual sea resguardada, y que no descanse en las vulnerabilidades que tiene el conteo manual que va desde la presentación de la boleta a los lectores, para ser depositados en la pila de votos obtenidos por un candidato, que puede ser puesto en otro lugar; esta en el conteo, ya que puede haber un error deliberado, está en el procedimiento de digitalización”, señaló Díaz.

El representante del PLD indicó que ese partido sugirió utilizar la tecnología para “fortalecer y proteger” el proceso.

“Además es una tecnología que ya es conocida, es un procedimiento muy simple y ha sido una tecnología que está probada y que ha contado millones de votos y donde hay distintas empresas tanto en Estados Unidos como en Canadá, Europa y algunos países latinoamericanos”, señaló el exfuncionario, quien explicó que esa sugerencia no viola lo establecido por el Tribunal Constitucional.

Se recuerda que el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional el artículo 99 de la ley 15-19, orgánica del régimen electoral, que establece el sistema de votación automatizado de manera progresiva.

El artículo 99 de la ley 15-19 dispone que “la Junta Central Electoral (JCE) está facultada, en consulta con los partidos políticos, para la automatización progresiva del proceso de votación, debiendo probar los sistemas que se usarán, por lo menos con seis meses de anticipación a la fecha de la votación. Las pruebas podrían incluir simulacros realizados exclusivamente para la validación de los programas y equipos a usar. Los mismos podrán usarse como prueba en las votaciones correspondientes a gremios y organizaciones de la Sociedad Civil.”

En concordancia con le expresado por Díaz, habló el delegado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Tácito Perdomo, quien incluso catalogó como “retroceso” esa decisión tomada por el órgano electoral.

“Mi percepción es que ellos todavía son arrasados por el prejuicio con el que llegaron a la JCE y inicialmente dijeron que no, que sería manual sin analizar a profundidad las cosas, si examinar los fallos que han ocurrido en los sistemas electorales, volvemos a los sistemas del palito y cosas parecidas”, expresó Perdomo.

El dirigente político indicó que con las elecciones separadas y el “derroche de dinero” al cual debe de incurrir cada movimiento, al igual que la JCE, impulsa a que se mantenga el bipartidismo.

“Creemos que es una falla que no garantiza nada, al contrario, lleva a los partidos a los mismos riesgos que se vivieron antes donde el dinero se impone, la posibilidad de los más fuertes se impone dónde puede pesar todo tipo de cosas y se pueden comprar voluntades”, manifestó el delegado del partido rojo.

Perdomo igual detalló que la misma auditoría realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) demostró que lo ocurrido en el 2020 “no fue un fallo del sistema, si no un fallo de seguimiento”.

Se recuerda que el pasado 16 de febrero del 2020, las elecciones municipales fueron suspendidas debido a un fallo presentado en los equipos que no les permitía cargar la boleta electoral de forma completa.

Varios meses más tarde una auditoria forense de la OEA señaló que esos errores se produjeron por “dejadez” del departamento de informática de la JCE y no por intromisión externa. Esa conclusión dio al traste con la cancelación del entonces director de esa área, Miguel Ángel García. 

Tras el estallido social producido por ello, tanto las elecciones extraordinarias del 15 de marzo como las presidenciales y congresuales del cinco de julio fueron celebradas de “manera manual”.  

A pesar del desacuerdo, Perdomo llamó a todos los partidos a apoyar a la JCE en este proceso electoral.

A favor pero hacen sugerencias

El delegado del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Sigmund Freund, manifestó que el partido oficialista se muestra a favor de la resolución de la JCE debido a la existencia de la sentencia del Tribunal Constitucional.

“El PRM apoya la decisión de la JCE ya que existe una sentencia del Tribunal Constitucional y nosotros hasta el momento no tenemos a mano el dispositivo que nos demostraría que tanto es el alcance de esa sentencia, por lo que no era prudente embarcarse en un método que pudiera ser cambiado en lo adelante”, estableció Freund.    

El mismo indicó que el PRM ha hecho unas sugerencias para reforzar ese sistema y ha propuesto que también se les instalen unos sistemas de capta huellas o detectores de huellas para garantizar aún más la seguridad.

Partidos tienen 10 días

Desde el momento de su envío (la tarde del lunes), la JCE otorgó un plazo de 10 días a los partidos políticos para depositar sus observaciones con relación a esa resolución.