Mar. Feb 27th, 2024

AFP

Roma, Italia

El presidente italiano, Sergio Mattarella, inició este jueves la ronda de consultas formales para la formación del nuevo gobierno que deberá encabezar Giorgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia (Hermanos de Italia), el partido de extrema derecha vencedor de las recientes elecciones. 

Las consultas, que durarán cerca de dos días, se llevan a cabo en la sede de la presidencia, el palacio del Quirinale, y comenzaron con el presidente del Senado, el ultraderechista Ignazio La Russa, entre los fundadores del posfascista Hermanos de Italia. 

Esos encuentros, según los ritos de una democracia parlamentaria, han sido precedidos por la tensión entre los partidos de la coalición de derechas vencedora de las elecciones debido a los ataques la víspera del ex jefe de gobierno Silvio Berlusconi y aliado de Meloni, al presidente ucranio Volodimir Zelenski y su amistad con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien le envió vodka para su cumpleaños.

Las declaraciones de Berlusconi amenazan al futuro gobierno de derechas antes de que nazca y suscitaron la inmediata reacción de la probable futura primera ministra, quien reiteró en un comunicado su posición a favor de la Unión Europa y de apoyo a Ucrania contra la invasión rusa.

Berlusconi ha tratado de rectificar la situación y  en un comunicado de prensa aclaró que su “posición personal y la de su partido, Forza Italia, es la misma de la del actual gobierno italiano, a favor de la Unión Europea, de la Alianza Atlántica, la crisis en Ucrania y demás asuntos internacionales”.

También subrayó que sería “imposible lograr la paz si los derechos de Ucrania no se protegen adecuadamente”. 

El presidente Mattarella deberá consultar a todos los grupos parlamentarios, desde el llamado Tercer Polo formado por los centristas de Acción e Italia Viva hasta los antisistema del Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Democrático de centro-izquierda.

Al término de las consultas, es probable que el presidente Mattarella encargue a Giorgia Meloni formar un nuevo gobierno.

Se trataría de la primera vez en la historia de la República de Italia que una mujer llega al cargo de primera ministra.

Meloni deberá entregar luego la lista con la propuesta de nuevos ministros a Mattarella, quien, si está de acuerdo, los confirma en los cargos.