Sáb. Mar 2nd, 2024

Asunción, Paraguay

Es necesario atacar el rezago en la capacidad exportadora de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) para propiciar un mayor ambiente de competencia e innovación en la región, mediante el aprovechamiento de las plataformas digitales y el comercio electrónico como base, indicó María Elena Vásquez, presidente del Consejo Directivo de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de la República Dominicana (ProcompetenciaRD)

       La funcionaria habló en la conferencia “Plataformas digitales, comercio electrónico y Mipymes. Recomendaciones para mejores prácticas”, en la novena reunión del Grupo de Trabajo sobre Comercio y Competencia de América Latina y el Caribe (GTCC), que se desarrolla en el Banco Central del país sudamericano de Paraguay durante 20 y 21 de este octubre.

Vásquez  aseguró que las Mipymes son importantes generadoras de empleos y que su desarrollo es esencial para la sostenibilidad económica de estos países. Plantea que las autoridades de competencia deben defenderlas y acompañarlas.

De acuerdo con la funcionaria, la participación de estas empresas en el Producto Interno Bruto Regional solo alcanza el 25 %, contrario a otras regiones, como la europea, donde la media es 56 %. Considera, sin embargo, que ese panorama puede cambiar a partir de las facilidades actuales de la Internet y con políticas gubernamentales de incentivos orientadas a acelerar los procesos de digitalización.

 “Estos datos deben llamarnos la atención, y preguntarnos: ¿cómo podemos hacer de nuestras Mipymes empresas más eficientes, sólidas e innovadoras”, reflexionó.

   Advierte, no obstante, que “esta comercialización de los bienes y servicios a través de plataformas digitales, no debe estar solo orientada a buscar posicionamiento comercial en el exterior, sino que debe fomentarse para propiciar una auténtica cultura de comercio electrónico en la población nacional”.

   Conforme la presidenta de la institución descentralizada del Estado dominicano  esa cultura debe abarcar a los dueños de las Mipymes que colocan sus productos en una plataforma digital y los consumidores locales que puedan adquirir bienes y servicios en tales plataformas.

   Indicó que estas organizaciones no deben quedar al margen del gran auge registrado por el comercio electrónico a nivel mundial y regional hasta convertirse en uno de los mayores espacios de negociación.

Según los datos de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad), en 2021 este tipo de negocios produjo 26,7 mil millones de dólares frente 16 mil millones de 2013, al tiempo que aumentó el comercio transfronterizo, refiere la titular de ProcompetenciaRD.