Mar. Jun 18th, 2024


El primer ministro, Manuel Marrero Cruz, reconoció el jueves la difícil situación que vive el país, que desde 2022 enfrenta problemas de abastecimiento del combustible.

  • Foto de AFP.

AFP

Cuba

Autoridades cubanas llamaron esta semana a personas que poseen automóviles de empresas o entidades de gobierno a llevar gratis pasajeros que esperan en paradas de autobuses, a fin aliviar la crisis de transporte público que enfrenta la isla por escasez de combustible y refacciones.

Betty Pairol, una militar cubana, publicó hace unos días en su cuenta de Facebook una fotografía con una compañera sentadas en el asiento trasero de un auto conducido por el canciller Bruno Rodríguez.

Estaba en un semáforo pidiendo aventón o “haciendo botella”, como dicen los cubanos, “y nos paró un carro con la luz verde y hace seña que nos montáramos. Para sorpresa de nosotras era el canciller Bruno Rodríguez Parrilla”, dijo la mujer en la publicación.

El primer ministro, Manuel Marrero Cruz, reconoció el jueves la difícil situación que vive el país, que desde 2022 enfrenta problemas de abastecimiento del combustible, en especial para los vehículos del transporte público que utilizan diésel.

“En medio de la compleja situación que vive nuestro país, es imprescindible el uso del transporte estatal en apoyo a la transportación de pasajeros”, señaló el funcionario en su cuenta de Twitter.

Marrero Cruz pidió al Ministerio del Transporte aplicar de manera correcta la disposición, vigente en Cuba desde hace décadas pero actualmente en desuso.

En caso de no parar, “la violación se considerará una indisciplina grave”, advirtió Marrero.

Marcela Martínez, una trabajadora del turismo de 40 años, cree que esa medida “debía haber salido hace rato”.

“Aquí no hay ningún inspector. Para que esto funcione tiene que haber un inspector porque por conciencia” los trabajadores estatales no van a parar, dijo a la AFP en una parada de autobús de una importante avenida del Habana Centro.

“El transporte público está bastante malo, malo no, pésimo”, remató.  

De acuerdo con cifras oficiales en la isla, de 11,2 millones de habitantes, circulan unos 600.000 automóviles, de los cuales una buena parte es estatal.

En marzo, cuando hubo una fuerte escasez de combustible, la Unión Cuba-Petróleo (Cupet)la atribuyó al mayor abastecimiento a equipos de generación de electricidad, que son grandes consumidores de diésel, para suplir averías en las centrales eléctricas.

En medio de la peor crisis económica en tres décadas, el transporte público se ha vuelto un calvario debido a que cerca del 50% de los autobuses están fuera de operación “por falta de neumáticos y baterías”, dijo a la AFP un funcionario del Ministerio de Transporte en 2022.  

Los habaneros esperan a veces horas para abordar un bus intentando llegar a sus centros de educación o a sus trabajos.

Tags