Lun. Dic 4th, 2023

AP

Ecuador

El presidente ecuatoriano Guillermo Lasso, asediado por la oposición parlamentaria, sin aliados y con bajos niveles de popularidad, se enfrenta a un juicio político y posible destitución en la Asamblea Nacional, que lo acusa de malversación de fondos públicos.

La Corte Constitucional dio vía libre al proceso tras aprobar un requerimiento de juicio planteado por la mayoría opositora de la Asamblea que por segunda ocasión intenta poner fin al mandato presidencial de Lasso que comenzó en mayo de 2021.

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia rechazó la decisión del tribunal pero detectó que el gobierno respeta el dictamen de admisión del juicio, lo que “de ninguna manera valida los argumentos planteados” por el Legislativo.

A continuación, AP explica la acusación contra Lasso y las claves del proceso.

¿DE QUÉ SE ACUSA AL PRESIDENTE ECUATORIANO?

Los asambleístas responsabilizan al mandatario por el funcionamiento de una estructura de corrupción que se habría apropiado de fondos públicos a través de contratos de la empresa pública Flota Petrolera Ecuatoriana con la compañía Amazonas Tanker.

De acuerdo con un examen de la Contraloría, esos contratos eran perjudiciales para las arcas fiscales, a pesar de lo cual el coordinador de las empresas públicas renovó un contrato de prestación de servicios con el presunto beneplácito de Lasso, quien tampoco se opuso al despido de un funcionario que había mejorado esos contratos.

¿QUIÉNES PIDEN EL JUICIO POLÍTICO DE LASSO?

Para la formulación de las acusaciones y el pedido de juicio se unieron los opositores liderados por la mayor bancada de la Asamblea, el partido Unión por la Esperanza del expresidente Rafael Correa (2007-2027), al que se sumaron el Partido Social Cristiano, de derecha, y disidentes de la Izquierda Democrática y del partido del movimiento indígena Pachakutik.

Aún no se ha definido quiénes serán los interpelantes que actuarán en el juicio político.

¿CÓMO ES EL PROCESO DE ENJUICIAMIENTO?

El primer paso es la notificación formal por parte de la Corte Constitucional al presidente de la Asamblea, quien tendrá tres días para enviarla al Consejo de Administración Legislativa, que decide qué proyectos o iniciativas pasan o no a trámite, donde Lasso carece de mayoría.

Si esa instancia da el visto bueno pasará a la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, que cuenta con 10 días para que el mandatario ejerza su derecho a la defensa, otro plazo similar para la presentación de pruebas de ambas partes y otros 10 días para la elaboracion de un informe final.

Tras ello, el presidente de la Asamblea contará con cinco días para convocar al Pleno y abordar la parte final del enjuiciamiento político, con debate y votación.

Para que Lasso sea destituido se necesitan 92 votos de los 137 legisladores.

¿PUEDE SER DESTITUIDO SIN HABER CONDENADO PENAL PREVIA?

Sí, el enjuiciamiento político va por cuerda separada respecto de cualquier procesamiento o investigación penal. El presidente Lasso enfrenta el juicio político por un presunto delito de peculado, cuyo proceso penal se encuentra aún en investigación previa por la Fiscalía. Está en las fases iniciales y el mandatario no ha sido ni imputado ni acusado ni condenado por la vía penal.

El presunto acto delictivo se cometió en 2018, cuando Lasso aún no era presidente, pero el mandatario fue anunciado del mismo en una carta del exgerente de la empresa pública involucrada.

SI ES DESTITUIDO, ¿QUIÉN SUCEDERÁ A LASSO?

De acuerdo con la constitución, asumiría la presidencia el vicepresidente Alfredo Borrero, de 67 años y médico de profesión, quien llegó al poder elegido en binomio con Lasso, un exbanquero de derecha.

¿HAY ALGUNA ALTERNATIVA AL JUICIO POLÍTICO?

En cualquier, y sin necesidad de aprobación de momento de otro organismo del Estado, el presidente Lasso puede activar una figura constitucional de disolución del Legislativo, conocida como muerte cruzada, que le permitiría gobernar por decreto hasta por seis meses hasta que deba convocar a nuevas elecciones presidenciales y de legisladores.

En ese lapso podría postularse a la reelección del cargo.

¿CUÁNDO FUE LA PRIMERA VEZ QUE LA ASAMBLEA INTENTÓ DESTITUIR A LASSO?

En junio de 2022 la oposición no logró los 92 votos necesarios para aprobar el juicio político a Lasso tras una prolongada huelga indígena en reclamo por una reducción del precio de los combustibles que derivó en protestas violentas. Durante más de tres semanas, el país quedó virtualmente paralizado por los bloqueos de vías por parte de los indígenas. La paralización dejó un saldo de 1.200 millones de dólares en pérdidas, 800 millones correspondientes al sector privado.