Lun. Jul 15th, 2024


Área protegida. Las superficies afectadas se están en área interna de las Dunas y zona de amortiguamiento.

  • Amplias zonas en pleno corazón de las Dunas y en su área de amortiguamiento están siendo afectadas con quemas para hacer parcelas, conucos y otros propósitos. José Dicén

José Dicén

Las Calderas, Baní, RD

Las agresiones en contra del Monumento Natural Dunas de Las Calderas se extienden hasta el mismo corazón de este sistema ecológico, con la colocación de empalizadas, amparadas en permisos medioambientales, para parcelar amplios predios, así como talar y quemar especies arbóreas endémicas en el área protegida.

La tala y quema diezma árboles como el guano barrigón (Coccothrinax spissa), saona cimarrón, aceitun, bayahondas, entre otros, así como varias especies de cactus, como el alpargata que está en extinción, explican ambientalistas de la zona.

Grupos organizados de Las Calderas, como Comunidad Defensores de Las Dunas de Las Calderas y la Asociación de Apicultores del Pueblo de Caldera (Apideca), denuncian que se  empalizan también más de 3 mil metros cuadrados de Dunas, en Rancho Mar, en el sitio conocido como La Zona de Negrín, entre Los Escobones y muy próxima a la zona costera.

Aseguran dirigentes de estas organizaciones que los predios afectados se localizan tanto en el área interna de Las Dunas, como en su zona de amortiguamiento.

En sus investigaciones sobre esta denuncia Listín Diario pudo comprobar cómo decenas de árboles del guano barrigón lucen ennegrecidos y otros calcinados por el fuego criminal que busca limpiar amplios predios de la capa boscosa del lugar, con el propósito de hacer parcelas en su seno, conucos y otros propósitos que dañan el valioso sistema ecológico único en el país y la región del Caribe.

Una larga y bien instalada empalizada se extiende, se evidencia, por miles de metros atravesando una amplia área de estos arenosos terrenos. También se observan estacas con puntos rojos en su pico en señal de que los terrenos están siendo deslindados con los mismos dañosos propósitos.

Además, hay amontonadas balsas de la capa vegetal,  de cortes recientes de unos dos o tres días en algunos lugares y en otras de unos dos meses, según se constató en una amplia investigación hecha por  Listín en este  recurso natural vital para el equilibrio del ecosistema de la región.

En este sitio de la Reserva Científica Félix Servio Doucoudray, se encuentra uno de los semilleros más grande del Guano Barrigón, explican defensores del medioambiente aquí.

Aseguran que una de las personas que tira miles de metros de empalizadas, desde hace unos dos meses,  “usa un permiso de Medio Ambiente”.
“A él le rechazaron ese permiso en una ocasión, pero ahora él dice que se lo han renovado”, explicó un testigo. Sostienen que el anterior ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, “nunca estuvo de acuerdo con la delimitación de dichos terrenos”.