Sáb. Jun 15th, 2024

Doris Pantaleón

Santo Domingo, RD.

Los suicidios pueden producirse de forma impulsiva en momentos de crisis y en la República Dominicana la tasa registrada en la actualidad es de 6.5 por cada 100 mil habitantes.

Así lo reveló ayer Alejandro Uribe, director del Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública, quien llamó a la población dominicana a estar atenta sobre los signos de depresión que pudiera presentar un familiar o cualquier persona del entorno donde se desenvuelven.

Dijo que el sentimiento más común que afecta a los pacientes es la tristeza, la culpa, la vergüenza, la frustración, la desesperanza y la anomia que es la desintegración o aislamiento de la sociedad. 

Agregó que cuando se observa ese comportamiento se debe romper el silencio y brindar apoyo a las personas que pudieran estar pasando por situaciones emocionales, que ponen en peligro su integridad y su vida.

El psiquiatra Uribe hizo el señalamiento ayer durante un acto por la conmemoración el pasado 10 de septiembre del “Día Mundial de la Prevención del Suicidio”.

Destacó que luego de una situación de catástrofe o calamidad en la humanidad, como pandemias, guerras, entre otras situaciones, tiende a producirse un aumento de los casos de suicidios y no precisamente durante la crisis.

Precisó que desde el Ministerio de Salud Pública se continúan desarrollando estrategias para prevenir muertes y procurar el bienestar de los ciudadanos e instó a estar atentos a una serie de actos y expresiones que deben poner en alerta, a la familia sobre la conducta parasuicida, y acciones de lesiones que provocan su muerte.

Uribe consideró que el tema de suicidio es complejo y por consiguiente las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos los de salud, educación, trabajo, agricultura, comercio, justicia, derecho, defensa, política, iglesias, clubes deportivos y medios de comunicación.

Al respecto, Yocastia de Jesús, directora del viceministerio de Salud Colectiva, dijo que “tenemos que conmemorar este día para entender que este es uno de los temas más preocupantes, que cada vida representa un miembro en la familia y cada uno tiene un valor sin importar lo que llevó a este esté desafortunado evento”, señaló. 

Asimismo, Carmen Martínez, en representación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo que esta tragedia afecta gravemente a las familias y las comunidades, la cantidad supera los 700 mil por año. Los estudios indican que entre las causas más comunes de suicidio están: asuntos pasionales, dificultades de salud, problemas económicos, salud mental y por causas desconocidas.

Entre los signos de alarma o de conductas suicida figuran: cambios de comportamientos o altibajos emocionales, sueño constante o insomnio, ansiedad, depresión, conductas autodestructivas, cambios en la alimentación, entre otros; considerando que estos comportamientos también afectan de manera considerable en la salud de los menores de edad.

Asistencia

Líneas de ayuda.

Uribe dijo que las líneas de ayuda son el Sistema Nacional de Emergencia 9-1-1 que está disponible las 24 horas del día, el Departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud (809) 544-4223 en horario laboral.
 
Otras opciones.

De igual manera, el psiquiatra Uribe refirió a la Fundación Alam Cabrera (809) 740-5339, Línea de ayuda por psicología y psiquiatría *462, entre otras instituciones que promocionan y proponen estilos de vida saludable.