Mié. May 22nd, 2024

AFP

Ereván, Armenia

Al menos un centenar de militares azerbaiyanos y armenios murieron en los combates más violentos registrados desde la guerra entre ambos países en 2020, lo que llevó a la comunidad internacional a pedir “prudencia” y una resolución pacífica del conflicto.

“Cincuenta militares azerbaiyanos murieron tras una provocación armenia de gran alcance” en la frontera entre ambos países, indicó el ministerio de Defensa de Azerbaiyán en un comunicado anoche.

Por su parte, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinyan, anunció ante el Parlamento que “por el momento tenemos 49 (militares) muertos y, lamentablemente, no es la cifra definitiva”.
Ambos países se acusaron mutuamente de haber iniciado las hostilidades.

Los nuevos combates, que estallaron el lunes por la noche, ilustran lo volátil que sigue siendo la situación y amenazan con hacer descarrilar un frágil proceso de paz mediado por Europa.
Aunque Rusia anunció un alto el fuego que supuestamente estaba en vigor desde las 06H00 GMT, Azerbaiyán acusó por la tarde a Armenia de haberlo violado “de forma intensa”.

Prudencia

Armenia y Azerbaiyán, dos exrepúblicas soviéticas rivales del Cáucaso, han librado dos guerras en las últimas tres décadas por el control de la región de Nagorno-Karabaj, la última de las cuales tuvo lugar en 2020.

El primer ministro armenio denunció una “agresión” de Azerbaiyán y pidió reacciones al presidente ruso, Vladimir Putin; al francés, Emmanuel Macron o al jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken.