Lun. Abr 22nd, 2024
  • Sudán del Sur marcó el final de una gira de seis días por la paz y la reconciliación iniciada en la República Democrática de Congo, en África.  AP

AFP

El papa Francisco clausuró el domingo su visita a África con un llamamiento a “deponer las armas” durante una misa en la capital de Sudán del Sur, que marcó el final de una gira de seis días por la paz y la reconciliación iniciada en la República Democrática de Congo.

“La violencia es un tema cotidiano. Acabamos de verlo en Sudán del Sur. Es doloroso ver cómo se provoca la violencia. Uno de los problemas es la venta de armas (…) La venta de armas creo que es la mayor plaga del mundo”, lamentó el papa en declaraciones a bordo del avión que lo condujo a Roma desde Sudán del Sur.

Francisco partió de la capital Juba hacia las 12H00 locales (10H00 GMT) junto con los jefes de las iglesias de Inglaterra y Escocia, representantes de las otras dos confesiones cristianas de Sudán del Sur con los que llevó a cabo la visita.

A lo largo de 48 horas, el pontífice hizo repetidos llamamientos a la paz en el país de mayoría cristiana y 12 millones de habitantes, que entre 2013 y 2018 se vio inmerso por una guerra civil entre los partidarios de los dos líderes rivales, Salva Kiir y Riek Machar, que dejó 380.000 muertos y millones de desplazados internos.

“Depongamos las armas del odio y de la venganza (…) superemos las antipatías y aversiones que, con el tiempo, se han vuelto crónicas y amenazan con contraponer las tribus y las etnias” dijo el papa en la misa ante unos 70.000 fieles.